¡El Tuy es Revolución!
Voz comprometida del Colectivo Editorial VENceremos de los Valles del Tuy, Estado Bolivariano de Miranda.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

VENceremos número 30, 3er aniversario




Editorial

UNA IMAGEN SE APROPIA DE NUESTRO PENSAMIENTO

para quedarse por siempre en la memoria que guarda lo que nos pertenece irrenunciablemente. Así acontece con el que podría haber sido el rostro del Libertador Simón Bolívar; una imagen digitalizada, elaborada según estudios avanzados en antropología, reconstrucción facial y ciencias forenses. La presentación que realizó nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, de esta faz o “la nueva cara” de nuestro Padre de la Patria, en ocasión de cumplirse el 229º aniversario de su natalicio; produjo ineludiblemente en nosotros una maravillosa, extraordinaria y profundamente conmovedora confluencia de sentimientos venezolanistas. Al natural alborozo de este magno evento, siguieron las consideraciones respecto a las variadas imágenes del rostro del Libertador que hasta entonces habíamos conocido y tenidas por auténticas. Hoy se le suma a esa iconografía esta última imagen, quizás con cierta preeminencia por ser producto más de la rigurosidad científica que de la apreciación visual del artista que la plasmó en el lienzo, mármol o cualquier otro material.
Sin embargo la siempre provecta burguesía, reacciona ofensivamente contra el mestizo rostro que hoy nos habla de los orígenes pluriétnicos de nuestro Padre Libertador, ese rostro que emerge reivindicativo ante el secuestro del cual fue víctima por parte de quienes siempre fueron sus enemigos y que no sólo ocultaron su espíritu indómito y libertario, sino que trataron de asesinar su memoria ante su pueblo. Una clara demostración de la composición de esa letrina que es la burguesía la constituye uno de sus tributarios como es el detrito-editor del pasquín El Nacional en el que publicaron una mancheta con esta inaceptable, antipatriótica y cobarde inscripción: “Si era afrodescendiente, entonces le montaron cachos al padre de Bolívar”. Este cobarde editor es uno de las mayores excretas que han podido manchar nuestra noble Patria y cuya hombría jamás ha existido, como lo demuestra el hecho de ofender a aquellos que no pueden defenderse y así rendirles pleitesía a sus amos.

Víctor Quintero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada